Disponible la versión 6 de OrganiZATOR
Descubre un nuevo concepto en el manejo de la información.
La mejor ayuda para sobrevivir en la moderna jungla de datos la tienes aquí.

Notas sobre Internet

[Home]  [Inicio]  [Índice]


Sig.

8.2.3  Tipos de ficheros y otras cuestiones -I

§1  Tipos de ficheros que pueden encontrarse

En Internet existen millones de ficheros con toda clase de contenidos, intentar una clasificación puede resultar un tanto artificioso, pero una aproximación al tema sería considerar el tipo de contenido y la utilidad que nos puedan reportar (su posible uso), considerando solo aquellos que pueden ser "abiertos" [1] en nuestro ordenador personal. Para acotar un poco mas el campo suponemos que se trata de un PC corriendo Windows como sistema Operativo. No obstante, aún con estas restricciones, es decir, considerando solo aquellos ficheros que pertenecen al mundo Windows y/o MS-DOS, existen centenares (diríamos miles) de tipos distintos de ficheros, su enumeración y clasificación se saldría de la extensión de estas páginas [2], pero limitándonos a un pequeño grupo de los mas frecuentes (que sin embargo definen una mayoría sobre el total), podemos clasificarlos según el siguiente esquema:

§1.1  Ficheros de Texto

Ficheros que solo contienen ASCII estándar ( E2.2.1a), denominado "Plain text" o texto plano (sin formato) en la jerga informática.  No presentan problemas de presentación, aunque puede haberlo con algunos caracteres especiales si se trata de ASCII en algún dialecto de idioma distinto al nuestro. Los más notables son los ficheros read.me, lea.me, etc. Todos ellos pueden ser abiertos con un procesador de textos normal (por ejemplo el WordPad del propio Windows).

Aunque no directamente representables en su verdadero formato (necesitan para esto del navegador) incluimos aquí los formatos de la Web (HTML), que son también solo texto ASCII. Tienen las terminaciones que se indican:  HTML, HTM, SHTM, SHTML, CHTML, CHTM, ASP, CSS, TXT, TEXT, IIF

§1.2  Texto formateado

Existen muchos tipos (tantos como fabricantes), el contenido es principalmente ASCII pero acompañado de múltiples caracteres específicos de control de formato y presentación. Son los ficheros producidos por procesadores de texto (del tipo Word de MS o WordPerfect, por ejemplo) y sistemas de auto edición.  Requieren un programa específico para abrirlos. Pueden ser también abiertos con un procesador de texto ASCII puro, pero entonces son difícilmente legibles, porque junto con el texto normal aparecen combinaciones de caracteres extraños (los denominados caracteres de control) que sirven para indicar que tipo de letra se utiliza en cada párrafo, si es negrita, subrayado, etc. etc.

Tienen terminaciones muy diversas, a continuación incluimos algunas (incluimos también algunos formatos correspondientes a hojas de cálculo): DOC, RTF, WPD, PDF, DVI, GID, HLP, GID, VK1, XLS.

§1.3  Ficheros de Audio

Ficheros de sonido de diversos tipos, existen multitud de "codecs" para este tipo de ficheros, pero los más frecuentes en la Web son los siguientes [3]:  WAV, AU, RA, RAM, AIF, AIFC, AIFF, MID, MIDI, LAM, SND, MP3, VCD, RMI.

§1.4  Ficheros de imágen

Ficheros con imágenes estáticas o animadas (no-video), incluyendo formatos para diseño gráfico CAD ("Computer Aided Design").

En informática se utilizan dos formas básicas para almacenar imágenes, a su vez de cada una existen muchas variantes; son denominadas raster y vectorial. El sistema raster consiste en descomponer la imagen en una serie de puntos (píxel) como si fuese un mosaico, y almacenar el color y brillo de cada uno de estos puntos. Naturalmente se consigue más definición cuento mayor sea el número de puntos, pero a cambo de que el fichero resultante es mayor (hay que almacenar más datos).

Este tipo de imagen es el que vemos en la pantalla de nuestro monitor (que a fin de cuentas muestra puntos), y es poco adecuado para ciertas manipulaciones, por ejemplo hacer zoom (aumentar o disminuir). Es fácil entender que si se aumenta mucho la imagen empiezan a verse lo puntos (como si nos acercamos demasiado a una foto del periódico). Entre los ficheros de este tipo están los terminados en GIF, JPG, TIF, JPEG, PNG, BMP, ICO. Los formatos para ser vistos en páginas Web son todos de este tipo.

En el sistema vectorial, cada elemento de la imagen, línea, punto, polígono, zona de color, etc. es definida por sus propiedades matemáticas, de forma que, por ejemplo, una línea entre dos puntos puede ser definida como una recta (o un tipo de curva) que pasa por dichos puntos, con un color, un grueso y un tipo de trazo (continuo, discontinuo, puntos, etc).

Las imágenes vectoriales son muy indicadas para dibujos de tipo técnico, por ejemplo:  mapas geográficos, cartografía, diseño arquitectónico, diseño mecánico, etc, así como para cierto tipo de diseño artístico.  Resulta imprescindible para dibujos en los que se necesita conocer la escala, o sobre los que es necesario hacer cálculos.  Por ejemplo, conocer la distancia entre dos puntos o la intersección de dos líneas.  Soporta los cambios de tamaño (zoom) con absoluta precisión. Entre los ficheros de este tipo están los terminados en DWG, DWF, DXF.

§1.5  Ficheros de Video

Ficheros con video para ser reproducido en el ordenador (pueden incluir sonido) y en general contenidos multimedia: MOV, AVI, QT, MPE, MPEG, MPG, ASF.

§1.6  Ficheros ejecutables

Ficheros que pueden ser ejecutados directamente en el ordenador; son realmente programas, aunque algunos tienen la sola finalidad de desempaquetar un cierto contenido que viene incluido en el propio fichero (caso de los denominados ficheros auto-extraíbles y compresores).  Entre estos últimos están los de terminación:  EXE, ZIP, ARC, COMO, ARJ, LZH, TAR y TGZ. También existen ejecutables de tipo muy específico, por ejemplo ser incluidos en páginas Web.  Entre estos están los programas Java y Active-X, por ejemplo: CLASS, JAVA, JS, CAB, INF y OCX.

§2  Propiedad y usabilidad

Es importante tener en cuenta, que el ser Internet un sistema de acceso universal (especialmente la Web),  y que tenga una gran tradición de protocolos abiertos, no significa que todo lo que hay en la Red sea de dominio público (sin dueño). Ni que nos podamos apropiar por las buenas de los contenidos que encontremos en ella, documentos, imágenes, sonidos, ejecutables (programas) etc. Una cosa es que el autor los exponga en un escaparate (por amplio que este sea) y otra muy distinta que podamos usarlos a nuestro antojo, aunque en ocasiones, los autores permiten un uso indiscriminado de su obra, transformándolas "de facto" en objetos de dominio público.

La propiedad intelectual y artística siguen vigentes, y sigue siendo necesario contar con la autorización del propietario (al menos pedir permiso) para usar cualquier contenido que creamos interesante, sobre todo si vamos a hacer un uso comercial del mismo.

Precisamente, el hecho de que la adecuada protección de la propiedad intelectual es una de las asignaturas pendientes de la Red (de ahí los primitivos intentos de Ted Nelson y su proyecto Xanadu), es lo que ha limitado la publicación en la Web de ciertos contenidos (libros por ejemplo). En el apéndice H se ofrece más amplia información sobre el referido "Proyecto Xanadú", así como una interesantes consideraciones del padre de la Web relativas a la propiedad intelectual ( Ap. H).

En este sentido, Internet ha popularizado dos tipos de contenidos, conocidos por su denominación inglesa: shareware y freeware.  Aunque la denominación se refiere principalmente a programas, el concepto puede aplicarse a cualquier otro tipo de material susceptible de ser descargado de la Red.

§2.1  Shareware

Un método de venta de programas y otros contenidos bajo el lema: "Probar antes de pagar". En esta modalidad, los programas pueden ser probados un cierto tiempo, generalmente de una semana a un mes, antes de decidir su compra. Pasado este periodo hay que adquirirlo (pagar al autor) o borrarlo del equipo. Durante el periodo de prueba el programa puede mostrar algunos mensajes indicando que está en demostración. Pasado el tiempo, puede sencillamente dejar de funcionar o limitarse a recordar que hay que adquirirlo. En estos casos, después del pago (que suele hacerse mediante tarjeta de crédito a través de Internet), el autor envía un e-mail (correo electrónico) con una clave que se puede introducir en el programa que desde este momento queda "Registrado". Esto suele servir también para que, a partir de ese momento, nos mantengan informados de las novedades y mejoras que se puedan ir introduciendo en el producto, incluso en algunos casos las actualizaciones son gratis para los clientes registrados.

El sistema no se limita a ejecutables (programas), funciona también con otros tipos de contenidos. Muchas empresas exponen y venden sus productos de todo tipo por Internet (es una parte del denominado "e-comerce").  Por ejemplo publicaciones de todo tipo, enciclopedias, libros, catálogos, folletos, imágenes, música, etc.  Solo hay que pagar si se usan. A este respecto es conveniente recordar que existen sistemas de firma en las imágenes digitales, marcas de agua, que aunque invisibles a simple vista, pueden ser puestas de manifiesto con técnicas especiales, por lo que hay que ser muy cauto a la hora de usar sin autorización este tipo de contenidos que aparentemente no tienen propietario identificable.

Muchos programas de dibujo y retoque disponen de esta opción; es una utilidad que permite insertar una marca (un número de identificación) en el dibujo, pero imperceptible a simple vista.  El número es asignado por la empresa propietaria del sistema, Digimarc corporation, en la que hay que registrarse para conseguir la identificación. Otra utilidad permite leer la marca en el dibujo, una vez obtenido el número, puede identificarse al autor o propietario en la Base de datos de la Web de la empresa. Mas datos en: www.digimarc.com

§2.2  Freeware

Programas u otro tipo de contenidos (imágenes, sonidos, etc.) de dominio público, aquellos que su autor pone en la Web a libre disposición de quienes quieran utilizarlo. A veces con el único ruego que si lo encontramos interesante le enviemos un e-mail o una postal.

A todos los efectos este tipo de contenidos siguen perteneciendo a su autor, en el sentido de que no puede revenderse ni utilizarse con fines (directamente) lucrativos, por ejemplo incluirlos en recopilaciones o catálogos que tengan un costo. Tampoco pueden ser modificarlos, desensamblarlos o realizar ingeniería inversa sobre ellos.

§2.3  Servicios

Además de los bienes susceptibles de propiedad intelectual que puede ofrecer la Red (en régimen shareware o freeware) Internet también ofrece determinados servicios, suministrados por ciertas compañías, que pueden ser igualmente gratis o de pago. No se incluyen en la categoría anterior (shareware o freeware) porque se trata de bienes de naturaleza distinta a la de utilizar un programa, una fotografía o una composición musical.

En general las empresas que ofrecen servicios cobran por ellos (ese es su negocio). La Red no es una excepción, sin embargo es posible encontrar gran cantidad de ellos gratis, el secreto está en la publicidad, en el fondo ocurre que la red es un macrocosmos; una gran ciudad si se quiere (en crecimiento constante), con millones de habitantes que pululan por ella. Las leyes de la economía y la publicidad son válidas en la Red como en cualquier otro sitio, por lo que los anuncios en sitios muy concurridos son tan valiosos como una valla junto a una autopista. El motivo de ofrecer determinados servicios de forma gratuita no es mas que favorecer y garantizar el mayor número posible de visitantes que por una u otra razón pase por determinados sitios de este ciber-espacio. A mayor número de visitantes, mayor es el precio de la publicidad que inevitablemente inunda estos sitios y servicios "gratuitos", son los conocidos banners: "Unas palabras de nuestro sponsor...".

Existen muchos sitios y servicios gratis, e incluso sitios Web (especie de buscadores de gangas) cuya especialidad es justamente informar sobre los mismos. Entre los que se podrían citar están:

Contiene recursos de todo tipo, tanto programas, ficheros, etc. como servicios gratuitos

Una bien estructurada y organizada relación con enlaces y referencias de servicios gratuitos en Internet.

  Inicio.


[1]  El término es deliberadamente ambiguo, si se trata de texto suponemos que pueda ser visto e impreso en nuestro sistema; si de música, que pueda ser reproducida;  si una imagen, que pueda ser mostrada en pantalla; si un programa, que pueda ser ejecutado; etc. No hay que olvidar, que salvo en este último caso (ejecutables), para abrir un fichero es siempre necesario un programa específico que puede estar incluido o no como un componente estándar en el propio sistema operativo (Linux, Windows o cualquier otro).

[2] Existen varios libros dedicados exclusivamente a la descripción de los formatos y tipos de ficheros que aparecen el la Web; uno de los últimos en castellano: "Formatos de ficheros en Internet". Tim Kientzle Ed. Paraninfo.

[3] Mas información en el capítulo 10. Multimedia en la Web ( 10).

Sig.